El banco malo es una realidad con dudosa operatividad a corto plazo.

El banco malo es una solución poco eficaz para la venta de viviendas stockadas.

Las entidades han de tener una información que a dia de hoy no tienen. ( Foto: www.heroedeherpetol.blogspot.com)

El Banco malo, que estará operativo en Noviembre, exigido por Bruselas, servirá para que se presten 100.000 millones de euros al Gobierno para salvar la situación financiera de la Banca.

El problema radica en que la banca carece de los documentos necesarios para certificar el valor de cada uno de los inmuebles, debiendo proceder a tasar cada uno de los inmuebles.

El Gobierno ha de aprobar el marco regulatorio del banco malo cuanto antes, como muy tarde el viernes, según exigela Comunidad Econ´mica Europea.

Las entidades confían en que se puedan transferir en bloque los activos al banco malo, utilizando los estudios de Oliver Wyman y el resto de auditoras. Con estas valoraciones se determinará cuáles tienen déficit de capital, y cuáles pueden reforzarse por sí mismas.

Esta transferencia en bloque es bastante irreal, recordando que la ley exige actualizaciones cada tres años y que muchas de estas tasaciones podrían encontrarse desfasadas. Este aspecto es vital, ya que el precio asignado a la cartera será determinante en las ayudas que reciba de la entidad.

Este especto es clave y tasadores de las entidades se beneficiarán de ello, teniendo las mismas que actualizar su información.

Comparte

0 Respuestas para “El banco malo es una realidad con dudosa operatividad a corto plazo.”


  1. No hay comentarios

Deje un comentario