El rescate de los mineros de Chile y las crisis.

De todos es conocido el rescate que culminó ayer en Chile de los 33 mineros aprisionados bajo tierra y que ayer, uno a uno fue viendo la luz.

Las claves son las que deben ser puestas en práctica.

En este rescate hay varias referencias dignas de representar un aprendizaje para el mundo que, con inquietante espera, ha visto salir a los mineros a la superficie; la máquina excavadora era una Scramm T-130 apodada la liebre por los rescatadores debido a la rapidez de su trabajo, tardó 33 días, lo que tenía que tardar, pero cumplió su misión final; sacar a los mineros de su situación límite.

Otro aspecto fundamental es el papel del líder del grupo minero, y único en salir del tunel. Fue el Sr. Luis Urzúa, topógrafo de 54 años y que llevaba 10 años en la Mina de San José. Se supo ganar el respeto del grupo, fue el primero en contactar con el exterior, organizó los racionamientos de comida y los espacios a habitar en la mina en tres; uno para dormir, otro para comer y el tercero para las necesidades básicas.

El aspecto fundamental y común es la unidad de tanto los mineros como del resto del país para conseguir el objetivo de salvar las vidas de estos personajes, y de saber dar el apoyo emocional necesario para que estos confiaran en que su salida iba a ser una realidad.

Todos estos aspectos, son ejemplo de cómo solventar las crisis o los momentos difíciles de las diferentes visicitudes de la vida por las que se pasa. Y son una fácil receta para salir de cualquier crisis; la necesidad de un líder que sea serio y riguroso, que organice y de confianza al resto del pueblo, el apoyo y la unión de las Administraciones públicas por salir del mal común, y la rapidez de ejecución de la salida tras un rápido plan trazado para sacarlos del subsuelo, acompañado de técnicos de garantías que apoyen estas acciones.

Esto es salir de una crisis.

Comparte

0 Respuestas para “El rescate de los mineros de Chile y las crisis.”


  1. No hay comentarios

Deje un comentario